La Iglesia homenajeó a un cura condenado por abusar de un niño.

abusos sexuales

La Iglesia homenajeó al cura Amador Romero condenado por abusar de un niño.
El sacerdote, sentenciado por acosar sexualmente a un monaguillo de 11 años, trabaja como capellán en un hospital público de Alicante