La sectas siempre están pescando en el mar de la incultura.