Un gran grupo de Rock le pega mil patadas a la música celestial