Han sido las típicas y tópicas sentencias papales, ejemplos de postureo y en ocasiones nebulosas vaguedades, las que hoy me empujan a estas líneas. “La amenaza más grave de los países desarrollados es la pérdida del sentido de la vida”. ¡Toma ya! En Hiroshima afirmó hace poco que la posesión de armas nucleares es algo […]

LAS RELIGIONES: ¡PARA NO CREER! — Contar es vivir (te)