El obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, ha pedido que no se criminalice a los sacerdotes por los casos de pederastia cuando la mayor parte de este tipo de hechos se producen en la familia. Por eso ha solicitado «justicia en todos los sentidos» y así «no criminalizar a un colectivo tan benemérito y […]

a través de Tamayo, sobre la pederastia en la Iglesia: «No hay que criminalizar a los sacerdotes cuando la mayoría de casos se dan en el ámbito familiar» — NEWS SANTANDER